No son fichas de dominó en la pared, es un reloj con mucha onda

Fuera de que éste hubiera sido el regalo navideño perfecto para cada uno de mis abuelos, que sagradamente todos los domingo tras el almuerzo se pasaban toda la tarde peleando en torno a una mesa jugando dominó, es una idea genial. Carbon Design creó el Domino Clock , que no es más que tres fichas gigantes de dominó negras que se cuelgan en la pared (o se posan sobre una superficie) y cuyas pintas blancas van variando minuto a minuto para marcar la hora sin meter ruido alguno

Leer completo en:
No son fichas de dominó en la pared, es un reloj con mucha onda

«
»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.